Historia de Europa

Historia Antigua en Europa y Próximo Oriente
Historia Antigua en Europa y Próximo Oriente

El período histórico conocido como Edad Antigua es la etapa comprendida entre el nacimiento de la escritura y la caída del Imperio romano el 476. Es el primer período propiamente histórico. Comprende un período muy extenso en el tiempo y también en la extensión territorial, porque parte de las zonas de la Mesopotamia, Egipto, el mundo clásico y helenístico griego para acabar en el inmenso Imperio romano. Se puede caracterizar como la época del nacimiento de las ciudades, la especialización social, del nacimiento de la mayoría de ciencias y artes actuales y de una enorme expansión demográfica que llevó a crear grandes imperios. No hay que olvidar que en las mismas fechas un pueblo puede vivir todavía en la prehistoria (o protohistoria) y otro haber evolucionado mucho. El régimen político más abundante es la monarquía. Surge el comercio como tal, con la aparición de la moneda y de las grandes rutas de intercambio.

Historia Medieval de Europa
Historia Medieval de Europa

La Edad Media es el período intermedio de la historia de Europa entre la edad antigua y la edad moderna. Su inicio y final lo marcan por dos grandes acontecimientos: el inicio de la edad media en el siglo V con la caída del Imperio Romano, en el año 476, y el final en el siglo XV con la caída de Constantinopla, el 1453, o bien con el descubrimiento de América en 1492. El nombre de este periodo fue puesto por los humanistas del Renacimiento como término despectivo, porque consideraban la edad media una época oscura situada después de uno de los momentos de mayor esplendor cultural, la época clásica.

Historia Moderna de Europa
Historia Moderna de Europa

La Edad Moderna, siguiendo la división cronológica tradicional, comprende los siglos XVI, XVII y XVIII. Este periodo se identifica con un orden o régimen político y social específico (el Antiguo Régimen), caracterizado por la concepción jurisdiccional y patrimonial de la soberanía y por la desigualdad de los hombres y mujeres ante la ley; su sistema de valores y creencias tenía un fundamento cristiano ampliamente aceptado, y manifestaba un respeto casi absoluto hacia la tradición y la autoridad de los clásicos grecorromanos; y se sustentaba sobre unos recursos técnicos y unas formas de organización de la producción y el trabajo que no eran radicalmente diferentes de las medievales.

Historia Contemporánea de Europa (siglos XIX y XX)
Historia Contemporánea de Europa (siglos XIX y XX)

La Historia Contemporánea de Europa comprende un período de máximas tensiones sociales, políticas y económicas. La ruptura con el Antiguo Régimen y la expansión del capitalismo y el imperialismo marcan el siglo XIX. Las tragedias provocadas por las dos guerras mundiales son las protagonistas de la historia del siglo XX. A partir de finales del siglo XVIII, la revolución industrial inglesa y la revolución francesa, cambiaron las estructuras económicas, sociales y políticas de Europa. Las monarquías absolutas fueron sustituidas por regímenes liberales-constitucionales en los que la soberanía nacional residía en el pueblo, representado en los Parlamentos (elegidos con unos sufragios todavía muy limitados). El Antiguo régimen, suprimido en casi toda Europa durante el siglo XIX, reemplazó las viejas estructuras de poder por nuevos estados liberales donde los súbditos pasaron a ser ciudadanos y se produjo la expansión del gran capitalismo. Pero las ansias imperialistas del siglo XIX llevaron a los desastres del siglo XX, con el estallido de la Primera Guerra Mundial. La victoria de las potencias aliadas plasmada en el Tratado de Versalles abrieron heridas a los perdedores, que como en el caso de Alemania, fueron el germen para el nacimiento de ideologías totalitarias, que manifestaron su cara más oscura en el asesinato de millones de personas, principalmente judíos, en los campos de exterminio nazi y una nueva guerra mundial devastadora para toda Europa. De aquella guerra nacieron los fundamentos para la construcción de una Europa unida y en paz.

Historia del Mundo Actual
Historia del Mundo Actual

La Segunda Guerra Mundial tuvo importantes consecuencias en el mundo. Las alianzas geopolíticas se redibujar y se estableció, por muchas décadas, una división por bloques donde los dos aliados vencedores de la guerra (Estados Unidos y Unión Soviética) quedaron enfrentados. Los Estados Unidos y Unión Soviética representaban dos mundos totalmente diferentes. Los estadounidenses, representantes de la economía libre de mercado encabezaban el bloque de la OTAN, donde estaban los principales países europeos. La Unión Soviética, representaba el sistema comunista y reunía dentro del Pacto de Varsovia los países que habían quedado bajo su órbita de control, o sea, la Europa del Este. Esta división en dos bloques, iniciada en 1947 duró hasta 1991 y establecía las bases de una etapa histórica que se ha venido a denominar como "la guerra fría", un enfrentamiento táctico entre la URSS y Estados Unidos , con sus respectivos aliados. Era un enfrentamiento no declarado, sin ofensivas militares, basado en la mutua amenaza (incluyendo el desarrollo de bombas atómicas) y en el intento por expandir las áreas de influencia. En este curso de Historia de la Guerra Fría proponemos una mirada atenta al desarrollo político y económico de los países del bando occidental (aliados de los Estados Unidos de América) desde el final de la Segunda Guerra Mundial a inicios de los años 90 del siglo XX.