La cuestión del crecimiento medieval (siglos XI-XIII)

El desarrollo del feudalismo en los siglos XI-XIII fue posible por el crecimiento demográfico y económico que se produjo en Europa.
Imatge destacada

| 30/04/2020 | Última actualización:


Índice de contenidos

El conjunto de la historiografía está de acuerdo en plantear la existencia de un crecimiento medieval, sobre todo en el ámbito demográfico, que coincide con el desarrollo del sistema feudal en los siglos XI-XIII. En este periodo Europa sobrepasó el marco geográfico de la cristiandad latina. Se produjo un movimiento espectacular de expansión territorial más allá de las fronteras naturales del continente.

Hay historiadores que sitúan el arranque del nuevo orden feudal en el siglo X y otros en el XI. En cambio, todos están de acuerdo en situar el final del orden feudal entre el fin del siglo XIII y comienzos del XIV. En esta época se produjeron varios acontecimientos, por un lado, el sometimiento de las comunidades campesinas y por otra, la proyección de la cristiandad en el exterior que implicaba el sometimiento de sociedades no feudales. Se sometían pueblos a través de campañas militares, saqueos, cruzadas. Bajo la cruz se justificaba todo.

Factores del crecimiento demográfico medieval

Los autores que han dedicado sus investigaciones a esta etapa están de acuerdo en que hubo un aumento poblacional. Pero estos historiadores han ofrecido unas cifras que varían de manera espectacular entre unos y otros. Una primera aproximación sitúa el crecimiento demográfico en Europa explicando que se pasó de una población inicial de 40 millones en el siglo XI a 70 millones de habitantes en el siglo XIV. Otros aseguran que durante este periodo la población se triplicó. Fue un crecimiento casi sin interrupciones, durante un período muy largo de tiempo.

Gráfico de población en Inglaterra durante la Edad Mediados
Gráfico de población en Inglaterra durante la Edad Media. El crecimiento demográfico se paró con las epidemias de peste negra del siglo XIV

Este aumento se consiguió por varios factores:

Estas circunstancias no se daban por igual en todas partes. Hay unas acusadas diferencias regionales. El crecimiento urbano superó el crecimiento rural. Probablemente la fertilidad era más alta en la ciudad que en el campo, ya que en época de prosperidad había más calidad de vida en la ciudad.

También había un considerable movimiento migratorio del campo a la ciudad. Hay historiadores críticos con esta visión, que afirman que no existen fuentes documentales fiables para defender esta posición. Pero en la época feudal sí había más control sobre la población y más medios para poder contar. Era una población que se hacía más visible, a medida que se trataba de una población dominada (siervos). Durante este periodo su fue imponiendo la familia nuclear, como resultado de un proceso de descomposición de las unidades familiares amplias (de tipo «tribales«).

La Iglesia impuso el modelo de familia nuclear (núcleos pequeños), por ejemplo no dejando casarse entre parientes. Una familia pequeña estaba menos protegida. Se imponían unas leyes de herencia que procuraban favorecer a una sola persona, a través de leyes de primogenitura (la herencia pasaba solo el hermano mayor).

Las grandes roturaciones y la expansión agraria. Una población en crecimiento

La época feudal fue una etapa de colonización agraria. El aumento de la población exigía un aumento de la producción agrícola. Esto comportaba en ciertos aspectos una mejora del nivel de vida. Pero en la Edad Media el aumento de la producción agraria solo se podía realizar a partir de la explotación extensiva de los campos, es decir, poniendo en cultivo más tierras.

El crecimiento agrario fue la causa-efecto del crecimiento demográfico. ¿Qué impulsó este fenómeno? ¿El incremento de los cultivos fue el resultado de una iniciativa campesina o fue el efecto de la exigencia de más rentas por parte de los señores feudales? La renta feudal implicaba dictar qué cantidad se podía producir. Los señores feudales efectivamente exigieron más a las comunidades campesinas en este periodo.

¿Y qué había que producir? Los señores feudales no se contentaban con cualquier cosa. La exigencia de más rentas por parte de los señores y la obligación de cultivar determinados productos, influía directamente en los hábitos de la dieta de la población. La población campesina era absolutamente dependiente del cereal y a la larga esto era muy negativo y devastador en épocas de malas cosechas.

Las roturaciones de nuevas tierras se localizaban tanto en el interior como en el exterior. En el espacio interior, donde ya había comunidades campesinas, las tierras eran inmovilizadas y fijadas por los señores feudales. Los señores se repartían el espacio y asignaban dentro de aquellos espacios sus comunidades campesinas y, a través de la renta, les imponían unas nuevas pautas en el trabajo campesino. Y en el espacio exterior los señores feudales se repartían las nuevas tierras en las áreas de expansión feudal.

El proceso de roturación fue posible gracias a un nuevo sistema técnico. No solo se trataba de nueva tecnología agrícola, sino también de nuevas formas de cultivar la tierra y el uso de nuevas energías. Se produjo la difusión del uso del hierro, sobre todo por la construcción de los arados. Esto hacía que cada vez tomara más importancia el arte del herrero y las herrerías. Tendencia hacia la especialización de algunos oficios.

Instrumentos nuevos durante la época feudal:

Los nuevos avances tecnológicos permitieron extender el área de cultivo e incrementar los rendimientos.

El problema que tuvo el crecimiento agrario feudal fue que una vez se consiguió el cambio cualitativo y cuantitativo mencionado, las mejoras se detuvieron. Prácticamente hasta el siglo XVIII no se volvió a asistir a una renovación en las técnicas de cultivo.

En el siglo XIII se pusieron en cultivo grandes hectáreas de terreno, porque era la única manera de incrementar la producción en un momento en que la población se incrementaba. Pero llegó un momento en que este crecimiento extensivo no pudo ir a más y se inició un proceso de retroceso. Al cabo de un tiempo, las tierras comenzaron a decrecer e hicieron bajar la producción.

Durante la Alta Edad Media en la dieta del campesinado había un importante espacio para la carne obtenida a través de la caza de animales. No era una caza abundante pero permitía tener una dieta más equilibrada y diversificada. En cambio, a partir de la época feudal la dieta se basaba casi exclusivamente en el cereal. El hecho de que la dieta dependiera en un porcentaje elevadísimo de un solo producto era muy negativo. En caso de problemas en la cosecha, las consecuencias podían ser catastróficas para la población.

La recuperación económica y demográfica de las ciudades gracias al comercio y el artesanado

La especialización de la producción llevaba a la necesidad de intercambiar bienes. La necesidad de los intercambios creaba nuevos sistemas de crecimiento vinculados al espacio por excelencia de estos intercambios, las ciudades. El proceso de urbanización medieval arrancó el siglo XII. ¿Por qué se produjo este proceso de urbanización? Por un lado, se incrementó el número de ciudades en la Europa feudal y por la otra, se incrementó la superficie de las ciudades que permitió el aumento de la población que vivía.

¿Qué consideramos como ciudad feudal? Para ser considerada una ciudad medieval, era necesario ser una entidad por encima de los 2.000 habitantes. En época feudal el fenómeno más espectacular fue la formación de los burgos (eran un tipo de ciudad media, una villa comarcal, con unas funciones muy concretas de dominio sobre el resto de poblaciones de su entorno). Los burgos eran un término medio entre los pueblos y las grandes ciudades.

Miniatura que ilustra la celebración de un mercado en el siglo XV
Miniatura que ilustra la celebración de un mercado en el siglo XV

Las ciudades de un mismo territorio tenían relación entre ellas y formaban parte de una red jerarquizada. La ciudad no se definía por el número de habitantes sino por las funciones que llevaba a cabo que solían ser funciones no agrarias.

¿Cuáles eran las funciones de una ciudad?

La actividad productiva de la ciudad generaba una serie de ingresos. Las tasas y los impuestos que se cobraban en el espacio de la ciudad eran impuestos por los señores feudales. El enriquecimiento de estos señores feudales les permitió convertirse en una nueva oligarquía local que poco a poco acaparó las instituciones del poder local de las ciudades. Oligarquías locales que eran conocidas como «patricios« (como en tiempos del Imperio Romano).

ciudad medieval
Ilustración de una ciudad típica de época medieval, con la muralla, el castillo, la catedral y la plaza central donde se celebra el mercado

Los flujos mercantiles que se generaban en las ciudades necesitaban instrumentos para poder facilitar estas actividades. Empezaron a aparecer:

Los nuevos instrumentos mercantiles y financieros de la ciudad

A medida que se desarrolla el comercio y el intercambio de bienes, la sociedad se fue monetizando más. De la monetización surgió la necesidad de establecer un sistema de equivalencia entre monedas y productos.

Ejemplo: un castillo feudal costaba 3 caballos, teniendo en cuenta que el valor de cada caballo eran 30 libras.

Todo tenía un precio establecido. Pero eso no quería decir necesariamente que circularan piezas de moneda. Por qué, siguiendo el ejemplo del castillo, se podía comprar un castillo con caballos y no con monedas. ¿Pero se había usado el trueque (cambio de un producto por otro)? En realidad no, porque el caballo tenía una referencia monetaria. Por el contrario, en el trueque se hacía un intercambio de un producto por otro, pero el valor de cada objeto era lo que satisfacía las necesidades.

Poco a poco la sociedad se iba monetizando y el uso de piezas de moneda aumentaba. La moneda rebajó el contenido en plata facilitando de esta manera el intercambio. La moneda dejaba de ser un objeto selectivo, antes en manos de los magnates. A partir de este momento la moneda se utilizaba para la adquisición de bienes comunes.

Encontramos muchas referencias documentales en el siglo XII de la utilización de dinero para la compra de pan y vino. Esto quería decir que su uso se había generalizado. El sistema monetario consistía en que solo había una moneda circulante, el Denarius (en francés Denier, de época carolingia).

Cuando se utilizaba en grandes cantidades se utilizaba un múltiplo del denier, el Sou. Un sueldo equivalía a 12 deniers. El sou era la moneda de cuenta, no era una moneda circulante, era como decir 100 céntimos = 1 euro. Aunque había otro múltiple por encima del sueldo, la libra. La equivalencia era 1 libra = 20 sous.

¿Por qué se podía rebajar el contenido de la moneda? Hacia el último tercio del siglo XII se descubrieron nuevas minas de plata. Esto hizo incrementar la masa monetaria en circulación. En Gran Bretaña, el precio del trigo se multiplicó por dos y el precio del metal se redujo a la mitad.

Se observa un uso cada vez más frecuente del crédito, que se utilizaba para adquirir cualquier cosa. Aparecen los primeros préstamos con interés, que antes del periodo feudal habían sido muy mal vistos. La Iglesia era más vulnerable que antes. Apareció un incipiente «mercado del dinero« y también se ponían las bases de un incipiente mercado de la tierra (compraventa de la tierra).

La tierra tenía un dominio directo (en términos actuales, la propiedad de la tierra, que estaba en manos de los señores feudales) y un dominio útil (el derecho de cultivo, en manos del campesino). Un señor vendía la tierra, pero los agricultores también podían vender su dominio útil a otro campesino. El señor, sin embargo, siempre se quedaba con un porcentaje de la venta del dominio útil.

La nueva situación favorecía la aparición del trabajo contratado (asalariado). Se utilizaba mano de obra que era retribuida en dinero, incluso en el campo. La sociedad se había monetizado gracias al mercado. La existencia del mercado fue muy visible a partir de que los señores tenían interés para controlar la actividad.

Los campesinos habían perdido producción no agraria, porque cuando había especialización, lo que producía una familia no era para el consumo, sino por el intercambio. Una parte de la renta que generaba el campo pasaba a la ciudad.

Esta situación generaba a menudo tensiones. En zonas suburbanas (áreas más próximas a los campos), se establecían cultivos especializados, sobre todo de productos que las ciudades reclamaban como el vino, el aceite, materias primas de tipo industrial como el lino, el cáñamo… Era un comercio de productos de primera necesidad. En las grandes ciudades estas áreas se convertían en los centros y ejes principales del comercio internacional. Esto era una novedad, ya que durante el siglo XIII el comercio que se practicaba era de lujo.

El fenómeno de urbanización no era general en toda Europa, hubo grandes diferencias. Las regiones más urbanizadas eran las costeras, tanto en el norte como en el sur de Europa. La urbanización era bastante escasa en el levante como en el ponente.

En el norte y en la zona del mar Báltico, el comercio estaba dominado por la Hansa Germánica. En el sur, en el mediterráneo el comercio estaba controlado de forma especial por las ciudades italianas, con las rutas comerciales que conectaban con el Oriente.

Entre los dos grandes polos del comercio internacional en Europa del norte y el sur había toda una serie de ejes de conexión, que se hicieron en dos o tres vías principales. Una primera vía de comunicación fue por la Valle del río Ródano que comunicaba las ferias de la región francesa de la Champaña en el siglo XII, pero esta vía decayó se buscó otra. La segunda vía fue por los Alpes (Suiza y Alemania). Esta vía permitió abrir un pasillo central.

Cada vez las ciudades se hacían mayores y más dependientes entre ellas. Tenían que ser continuamente abastecidas, necesitaban sobre todo grano y materias primas. Esto las hacía vulnerables ante cualquier corte en el suministro, que les podía provocar un auténtico desastre. Las ciudades eran grandes núcleos de demanda.

La consolidación de las monarquías feudales

En el siglo XI aún no podemos hablar de Estado. Más bien había una constelación de reinos, principados, coronas, res-pública, populus, etc., unidades políticas que fueron la semilla que acabó generando en el Estado. A partir del siglo XI se fueron perfilando unas nuevas formaciones políticas a partir del desmembramiento del imperio Carolingio, las monarquías de carácter feudal, que se fueron fortaleciendo gracias a:

Estos eran los dos grandes soportes que daban legitimidad a la existencia de la monarquía. Las monarquías feudales tendieron a articularse y a hacerse más visibles a medida que se identificaban con una comunidad, la que pasaba a ser considerada como súbditos. Los súbditos admitían la autoridad del rey. A la vez, la monarquía también se identificaba con un espacio territorial cada vez más acotado. Espacio que recibía el nombre de Regnum.

Esta realidad se concretaba en 3 aspectos.

  1. Fortalecimiento de la institución monárquica, no de la figura del rey, sino la institución.
  2. Formación y articulación de nuevos órganos de representación política de los estamentos, como las Cortes o los parlamentos. Según el territorio recibían un nombre u otro.
  3. Progresiva construcción de una fiscalidad de Estado, gracias a un conjunto de tasas que permitían hacer frente a los gastos de este Estado.

La nueva fiscalidad real

Todo esto suponía un cambio estructural respecto a la situación anterior, ya que hasta este momento los reyes dependían de sus propias rentas y no existía una hacienda de Estado. Con el fortalecimiento de las monarquías y su posición dominante en la sociedad feudal, los reyes tuvieron que buscar nuevas fórmulas para ingresar recursos dentro de las estructuras fiscales del Estado.

Los reyes, en su búsqueda de nuevos recursos, añadieron nuevas tasas, sin eliminar las que ya pagaban los sujetos fiscales con anterioridad a los señores feudales. Este fue el origen de las grandes revueltas de los siglos XIV y XV.

Los estados feudales más potentes eran el Reino de Francia, el Habsburgo, el Reino de Inglaterra y los diversos reinos de la península Ibérica (Castilla y Aragón). El sistema de monarquías de la época moderna tiene su origen en la Edad Media, durante los siglos XIII-XIV.

¿Por qué se tuvieron que incrementar las tasas y buscar nuevas fuentes de financiación?

Los conflictos que afectaban al territorio del Regnum también tenían consecuencias sobre los vecinos que lo habitaban. Por eso se creó la defensa del Regnum. La necesidad de defender el Reino implicaba un cambio sustancial respecto a la situación anterior.

Si el rey tenía la responsabilidad de defender todo el territorio, el soberano tenía que obtener recursos no solo de los campesinos que vivían en su jurisdicción, sino de todos los lugares que defendía. Lo primero que tenía que hacer el rey era pedir permiso al señor feudal (un noble) para fiscalizar sus señorías. Esto se hacía en las Cortes, las cuales eran convocadas por el rey para este propósito (petición del donativo, dicho también subsidio). En estas Cortes, el rey pedía a los tres brazos el donativo o subsidio. La nobleza siempre cedía pero a cambio pedía disfrutar de más privilegios (como no pagar impuestos). El resultado de las Cortes siempre era un aumento del poder de la aristocracia.

La gran perjudicada en el proceso de consolidación de las monarquías fue el campesinado, que ya pagaba las rentas feudales a los señores y ahora veía como además se le añadía el pago de nuevas tasas al rey.

Los capitulares eran los acuerdos que se tomaban en las Cortes. El procedimiento de recaudación de tributos implicaba la confección de listas de contribuyentes (había que saber a quién se debía cobrar el tributo, por eso se hacían los censos de habitantes llamados fogajes). Los fogajes se confeccionaban señoría por señoría.

Para realizar las tareas de recaudación fiscal había que constituir órganos burocráticos para poder recaudar los impuestos. Originariamente en Cataluña el órgano de recaudación era la Diputación del General, más tarde conocida como Generalidad. Los funcionarios que iban a cobrar se llamaban «generalidades«. Llegó un momento en que las recaudaciones eran tan seguidas que los órganos burocráticos intermitentes tuvieron que convertirse en permanentes. Inicialmente eran unos organismos exclusivamente fiscales pero con el tiempo adoptaron poder político. Se formó un sistema de tasas que variaba mucho según las características políticas, la fuerza del rey, las características económicas de cada zona …

Consecuencias de la recaudación de tributos:

En esta nueva situación, las monarquías feudales salieron fortalecidas, así como también los señores feudales. El campesinado, sin lugar a dudas, salió perjudicada.

Las conquistas feudales y la cuestión de las colonizaciones

La expansión de la cristiandad europea se produjo entre los siglos XI y XII y puso las bases de la hegemonía de Europa en el mundo. Los orígenes de la expansión cristiana se encuentran en la Reforma Gregoriana. Llegó un punto en que cristiandad y feudalismo eran la misma cosa.

El papel de la Iglesia fue fundamental porque creaba el discurso y daba legitimidad al proceso de conquista. El fin justificaba los medios. A medida que la proyección militar se proyectaba en sociedades no cristianas, la conquista era legítima. Había que convertir los no cristianos. La base ideológica era el discurso de la Iglesia de sometimiento de los infieles y cristianización de los paganos. La Iglesia legitimaba las acciones, que implicaban el uso de la violencia, ya que solo importaba la expansión de la cristiandad. La Iglesia era el principal avalador del movimiento de la Cruzada y quien la ejecutaba era la aristocracia.

Europa se expandió por todas las direcciones posibles. Este proceso de crecimiento comenzó a finales del siglo XI, a partir del discurso del Papa Urbano II (1095), que marcó el inicio de la primera Cruzada. Pero hay que decir que la primera cruzada no fue realmente la primera acción de expansión europea, porque antes ya había habido movimientos. La operación de conquista era más compleja que no la operación militar. En el caso feudal implicaba:

En conjunto, las tropas feudales demostraron una superioridad militar que nunca fue parada. Los ejércitos feudales creaban una especie de ferocidad anterior al ataque con el fin de atemorizar al adversario. Los procedimientos utilizados variaban según el destino final de los vencidos.

Procedimientos de conquista

La conquista implicaba el sometimiento de la población autóctona, esto no implicaba necesariamente que llevar colonos desde el lugar de origen. En el territorio ocupado no se modificó el orden social existente, ni los ciclos agrarios que había. La estructura social de la población, social y económica, se quedó igual. La sumisión se concretó en la obtención de tributos, esto implicaba un riesgo. Como no se cambiaba nada y no se llevaban colonos para ocupar el territorio, estos territorios conquistados terminaron siendo recuperados a la larga. La conquista que solo utilizaba la acción militar, podía ser una conquista reversible. Por eso todos los territorios ocupados en Tierra Santa fueron perdidos al cabo de un tiempo.

Cuando la conquista comportaba una colonización exterior no había ninguna intención de someter la población autóctona vencida sino que el objetivo era liquidar la población. Algunos los mataban, los otros los hacían fuera, dividían las familias, esclavizaban una gran parte de la población… Lo hicieron para imposibilitar la reconstrucción de la población autóctona.

Lo que se hacía era una sustitución de la población. La colonización es el proceso por el cual las poblaciones cristianas cogían población de sus lugares de origen y la llevaban al nuevo territorio ocupado. Se producía la transferencia de colonos. Para que esto se pudiera producir hubo unos reclamos.

Esta era una colonización muy dirigida por el «locator«, una persona especializada en el establecimiento de familias campesinas en el exterior. Las cartas de población eran unos documentos que emitían los señores feudales para impulsar estas colonizaciones. Nos permiten conocer por escrito como fue el proceso de colonización, qué incentivos de tierras se daba a todo aquel que iba a conquistar el territorio, así como las exenciones fiscales que se facilitaban.

El paisaje agrario de los territorios ocupados cambió. Fue la sustitución de unos modelos agrarios por otros, nuevos patrones de organización de la población, villas nuevas… La transformación fue radical y se hizo relativamente en poco tiempo. Por esta gran transferencia de gente, el papel de la Iglesia también fue clave para que imponía:

En el proceso de conquista había una organización eclesiástica. Cuando ocupaba una ciudad relativamente importante se convertía en una sede episcopal. Este proceso de colonización estaba muy bien organizado y estructurado. Las colonizaciones afectaban a todos los sectores sociales por igual: la aristocracia buscaba señoríos y los campesinos (siervos) van a buscar tierras para cultivar. De estos colonos, una pequeña minoría prosperaron, pero la gran mayoría fracasaron.

El proceso de conquista afectó un núcleo muy grande (territorios del antiguo Imperio Carolingio), el núcleo de Europa.


Todos los artículos del curso: Historia Medieval de Europa

La crisis del siglo III y el colapso del Imperio romanoLa conversión de Constantino, el Imperio cristianoDespués del Imperio Romano: los reinos bárbarosExpansión del Islam en el Mediterráneo (siglos VIII-X)Agricultura y alimentación campesina antes de la Revolución FeudalEl emperador Carlomagno. El Reino de los Francos (481-987)La génesis del nuevo orden feudalEl Cristianismo, una institución universal en el orden feudalEl origen de las monarquías feudalesLas ciudades medievales en el feudalismo y la expansión comercialLa cuestión del crecimiento medieval (siglos XI-XIII)La desaceleración bajomedieval de los siglos XIII y XIVLa Guerra de los Cien Años (1337-1453)Los efectos económicos y sociales de la crisis bajomedievalRevueltas campesinas y conflictividad urbana en la Baja Edad MediaEl Cisma de Occidente (1378-1417)

Bibliografía recomendada:

Personajes clave:

No se puede mostrar ningún resultado en estos momentos.


Idiomas disponibles: