La Constitución de los Estados Unidos de América de 1787

La Constitución de los Estados Unidos fue elaborada en 1787 por la Convención Constitucional en Filadelfia, Pensilvania, y luego fue ratificada por los delegados que representaban los pueblos de los trece estados.
Imatge destacada

| 30/09/2019 | Última actualización:


Los Estados Unidos de América, una democracia imperfecta

La Constitución de 1787 recoge las directrices de la nueva nación norteamericana. Problemas a los que se tiene que afrontar:

Los mismos políticos de la nueva nación norteamericana estaban divididos entre los que defendían las tendencias federalistas, como George Washington, Alexander Hamilton, John Adams y los anti-federalistas representados por Thomas Jefferson.

El Congreso Continental de Philadelphia (1783-1787) se encargó de la redacción y promulgación de la Constitución. Este Congreso no tenía amplias atribuciones. Era lo que defendían los antifederalistas. Después de muchas difíciles negociaciones, en 1787 cada estado acordó enviar diputados a Philadelphia para redactar la Constitución. Se tomó el nombre de “Convención de Philadelphia”, también conocida como Convención Constitucional.

La Constitución de 1787 establecía:

Los primeros Presidentes de los Estados Unidos de América fueron:

La Constitución de 1787 es una constitución liberal moderada. Propugna la separación de poderes basada en la teoría de Montesquieu (1689-1755), en “El espíritu de las leyes”, que venía a reelaborar otra teoría de John Locke, en el “Tratado sobre el gobierno civil”. El poder ejecutivo recaía en el Presidente, elegible cada 4 años. El poder legislativo estaba dividido en dos cámaras y el poder judicial recaía en el Tribunal Supremo.

División de competencias entre el gobierno federal y los estados federados.

El mecanismo del proceso electoral delegaba en cada uno de los estados las condiciones para ser elector. Sistema muy complejo:

Los ciudadanos con derecho a voto eran los descendientes de europeos. Ni los indígenas ni los hijos de esclavos tenían voz ni voto.

Naturaleza conservadora de Estados Unidos

La Revolución Americana y la Revolución Francesa no tienen nada que ver: la Revolución Americana se produce en un territorio sin explotar y no encontramos una burguesía frustrada, ni campesinos ansiosos de tierras. El carácter conservador del levantamiento americano se da porque ninguna nueva clase social llegó al poder mediante la rebelión, y porqué fue organizado por la clase terrateniente que no pretendía en absoluto crear un nuevo orden social.

El historiador Carl Neumann Degler nos describe en su obra “Historia 1600-1860” la composición social de los firmantes de la constitución:

Los firmantes de la constitución se encontraron en igual condición después de la independencia. Lo único que van a hacer es cambiar la situación producida por el régimen colonial y crear una nueva situación para ellos más favorable. El levantamiento americano creó una gran expectación en Europa, todavía dominada por el Antiguo Régimen. Anunciaba que un nuevo orden político en el mundo era posible. Fue un evento pionero.

¿Qué pasó entre los federalistas y los anti-federalistas? Los federalistas gobernaron durante las dos primeras presidencias. Jefferson fue el que inició la política expansionista. Compró Louisiana a Napoleón en 1803.

Conceptos clave:


Todos los artículos de este curso: Historia Contemporánea de Europa (siglos XIX y XX)

Europa y el mundo colonial a finales del siglo XVIIILa Constitución de los Estados Unidos de América de 1787La Era Napoleónica (1799-1815)El Congreso de Viena y la Restauración del orden europeoCambios sociales y económicos en el siglo XIXLiberalismo y nacionalismo en el siglo XIXLas revoluciones de 1820, 1830 y 1848La expansión del gran capitalismo industrialLa Europa del Sistema Bismarck y el estado-nación liberalImperialismo y expansión colonial en el siglo XIXLa Primera Guerra Mundial (1914-1918)Consecuencias de la Primera Guerra MundialEl nuevo mapa territorial de la Europa de entreguerrasLas Revoluciones de Rusia (1917) y Alemania (1918)Las democracias de la Europa de entreguerras: Gran Bretaña, Francia y AlemaniaAscenso al poder del fascismo en Italia[Libro] Capitalismo y democracia 1756-1848

Bibliografia recomendada:

No hay información disponible para este artículo.

Personajes clave:

No se puede mostrar ningún resultado en estos momentos.


Idiomas disponibles:

Comentarios: